El tribunal Criminal Oral decidió absolver a la líder de la organización Tupac Amaru tras el juicio oral y público llevado adelante y fundado en un falso cargo, se la acusaba de amenazar a dos policías con poner una bomba en la seccional en la que trabajaban.

“El mensaje para Gerardo Morales es que, a pesar de todo lo que hicieron sus adláteres, no pudieron sostener la farsa en un juicio oral”, dijo la abogada de Sala, Elizabeth Gómez Alcorta.

Milagro Sala deberá ser trasladada a su domicilio particular en breve, cumpliendo la orden de la CIDH y avalada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Deja un comentario