El escándalo internacional por la deportación de periodistas y activistas acreditados por la OMC a la cumbre a realizarse en Buenos Aires durante esta semana no se detiene, el gobierno de Noruega prepara una presentación formal de queja por la expulsión de Petter Titland, el ciudadano noruego es el portavoz de la filial de ese país de la Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Acción Ciudadana (ATTAC), que se dedica a desarrollar alternativas sociales, ecológicas y democráticas que garanticen los derechos fundamentales para todos. Específicamente se oponen a la globalización neoliberal y luchan por la regulación de los mercados financieros y la eliminación de paraísos fiscales, “La decisión de Argentina es desafortunada y envía una señal equivocada” dijeron las autoridades escandinavas.

También la cancillería de Ecuador hizo una protesta formal por la deportación de Sally Burch, directora ejecutiva de la Agencia Latinoamericana de Información.

Parece que no es buena la inserción en el mundo de la Argentina.

Deja un comentario