Luego del escándalo internacional por la deportación ilegal del ciudadano noruego Petter Titland del país, lo que generó en respuesta una queja formal del gobierno de Noruega, pareciera que el gobierno argentino retrocedió con la medida y permitiría el ingreso del líder y uno de los directivos de la Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana (ATTAC), con presencia mundial y reconocimiento de la Unión Europea y de la propia OMC, que incorpora en sus actividades a las organizaciones que son críticas respecto de sus propios lineamientos.

Llegaría a Buenos Aires procedente de San Pablo esta misma tarde.

 

Deja un comentario