Una vez cerrada la VIII Cumbre de las Américas en Lima, Perú donde se desarrolló, el presidente Macri llevó a dicha reunión una avanzada sobre el gobierno de Venezuela, esperando el apoyo de la potencia del norte, recordemos que Trump no viajó por el conflicto desatado luego del bombardeo a Siria, su vicepresidente Mike Pence que fue el asistente, tuvo una posición mas ambigüa y dejó en offside claro al mandatario argentino, una vez mas.

Fue considerado descolocado el argumento de Macri, ya que es inmiscuirse en la política interna de una nación independiente y en vías de una nueva elección donde también participará la oposición, la cual fue esquiva en primer momento de su participación; nada de lo expresado por el presidente argentino fue plasmado en el documento final.

Macri fue muy preocupado por Venezuela, pero olvidó expresar el reclamo sobre la soberanía sobre las Islas Malvinas, algo que le hizo recordar el presidente de Bolivia Evo Morales.

Deja un comentario