Quienes tomaron un crédito UVA en abril de 2016 ya sufrieron un incremento del 52% del dinero adeudado y la misma suba en la cuota que deben pagar todos los meses.

Entra marzo del 2016 y el mismo mes de 2018 la demanda de créditos hipotecarios UVA subió un 142%, según el CEPA, Centro de Economía Política Argentina.

Considerando un ejemplo para mostrar los impactos desde la toma de un crédito de u$s100.000 (a una TNA de 3,5%), entre abril 2016 y abril 2018 la exposición a la inflación evidencia los siguientes efectos:

El monto inicial de cuota que ascendía a $5.353 se transforma en una cuota de $8.145, reflejando un aumento de casi 52 por ciento.

En relación al saldo, y continuando con el ejemplo de un crédito de US$ 100.000, se observa una diferencia muy significativa al notar que en el sistema de crédito UVA, luego de abonar 24 cuotas, la deuda se incrementa en más 620 mil pesos (52%). Contrariamente, bajo el sistema de crédito tradicional, el monto adeudado disminuye en unos $5.200.

Deja un comentario