El BCRA tuvo que volver a salir a jugar en el mercado cambiario para sostener la divisa en los valores de ayer, jornada en la que tuvo que desprenderse de u$s 214 millones para frenar el ímpetu alcista de la moneda norteamericana.

La pelea contra la tendencia del mercado puede que se le vuelva nuevamente más costosa al ente monetario. Ocurre que, tras ignorarlas por algunos días, el mercado mundial de monedas tomó en cuenta en las últimas 72 horas la tendencia alcista que desde hace 2 semanas muestran los rendimientos de los bonos de deuda de Estados Unidos y pasó a ajustar en consecuencia.

Si el precio del dólar es un trago amargo para la economía Argentina en un proceso inflacionario casi sin control y de suba de tarifas en los servicios públicos, mucho más lo será si la Reserva Federal decide subir nuevamente la tasa como se evalúa en los centros financieros internacionales.

Deja un comentario