La crisis por la suba de tarifas y la negativa del Gobierno a revisar el tarifazo se agrava. Como respuesta a las quejas de los usuarios por las facturas impagables que están recibiendo, ahora el Gobierno escala el conflicto y decide poner a Gendarmería en EDESUR para amedrentar a los ciudadanos que llegan hasta esas oficinas con sus reclamos.

Avisos de corte, tarifas desmedidas, reclamos por facturas que ya estaban pagas, las quejas de los ciudadanos agobiados por tarifas que no pueden pagar se encuentran ahora con los oficiales armados de Gendarmería en EDESUR.

Las imágenes fueron tomadas por un usuario que luego las publicó en twitter pero seguramente no serán las únicas oficinas comerciales de proveedores de servicios básicos que ahora cuentan con oficiales armados para controlar a los argentinos.

Con los últimos antecedentes de excesos de parte de Gendarmería, es cuando menos una situación preocupante. Los reclamos de los usuarios deben ser atendidos como corresponde, no confrontados con la presencia de Gendarmería en EDESUR.

Con la ola de inseguridad creciente que no cesa en la Provincia de Buenos Aires o en Capital, quizás sería mejor iniciativa que las fuerzas de seguridad se destinen a cuidar a los argentinos y no a reprimirlos por no poder pagar los servicios.

Deja un comentario