Según encuestas, la imagen de Macri cayó entre 7 y 10 puntos luego de las elecciones de octubre. En las últimas elecciones el oficialismo obtuvo un triunfo que lo consolidó como una fuerza de alcance nacional, envalentonado con la victoria llevó al Congreso la reforma previsional.

Resistida en la calle y en la misma Cámara de Diputados por la oposición, logró con mucho esfuerzo pasar el proyecto pero dejó al gobierno con una imagen muy deteriorada, solo logró una pequeña remontada en febrero y parte de marzo.

Dos consultoras arrimaron conclusiones extraídas de mediciones de opinión pública realizada durante abril. La valoración del Presidente cayó para una de aquellas 10 puntos. Para la otra serían 7. En cualquier caso, se trata de cifras significativas.

El relevamiento realizado por la empresa de ARESCO (Julio y Federico Aurelio) muestra algunas valoraciones interesantes e ingratas, a la vez, para el Gobierno. Por ejemplo, 6 de cada 10 consultados poseen hoy expectativas negativas sobre la economía.

Más del 50% de los entrevistados en el orden nacional opinan que la presión de las tarifas sería el factor determinante de la imposibilidad de quebrar la inflación, el tema tarifario seguirá mellando y ahora se sumaría la inestabilidad con el dólar, parece que la tan esperada “plancha” hasta el mundial no sería tal.

 

Deja un comentario