Colombia no pudo

 Por Jorge Adrián Conde (@jorgeacondep) Periodista Deportivo en Columnista de deportes en 

 

Colombia e Inglaterra protagonizaban el último partido de los octavos de final de Rusia 2018 y se esperaba un gran choque entre ambas selecciones.

José Pekerman, al no poder contar con James Rodríguez por lesión, puso un medio campo más combativo con Barrios, Lerma y Carlos Sánchez para romper los circuitos ofensivos del medio campo ingles.

Los ingleses buscaban que la potencia de Harry Kane pudiera con la defensa cafetera y los europeos demostrar la efectividad que tuvieron ante Panamá y no algunas dudas que hubo ante Túnez y Bélgica en la zona de grupos.

EL primer tiempo lo que sucedió fue la supremacía del no juego colombiano contra la táctica inglesa. Barrios no dejo progresar a Lindgard, Sánchez bloqueo a Alli y tanto Lerma como Cuadrado obstruían las subidas de Trippier y Young por lo que el delantero del Tottenham Kane bajaba mucho para poder recibir la pelota.

El partido era aburrido ya que ese nudo que le genero Colombia a Inglaterra los europeos no podían destrabarlo y los sudamericanos estaban más preocupados en el arco propio que en el rival.

El segundo tiempo se planteo de la misma manera hasta que a los 12 minutos Sánchez forcejeo en el área con Kane y el árbitro dio penal (dudoso ya que ambos estaban tomándose). El mismo delantero cambio el penal por gol para que los ingleses se pusieran en ventaja.

A partir de ahí y con la necesidad de buscar el empate Colombia decidió adelantar las líneas y buscar más influencia ofensiva con el ingreso de Bacca. Por su parte, los británicos pararon la línea de 5 en el fondo para salir de contra con Sterling y Lindgar para que defina Kane.

Pese a esto el partido siguió siendo muy trabado y casi sin situaciones. A medida que pasaban los minutos, Colombia, que abusaba del pelotazo, se empezó a desesperar y esto generaba espacios en el fondo que los intentaba aprovechar los británicos pero sin precisión en los últimos metros.

En los últimos instantes del partido, cuando parecía que Inglaterra se llevaba la victoria un remate (cuasi despeje) de Uribe casi se mete en el ángulo de Pickford que la toco para mandarla al córner. De ahí vino el centro que Mina gano de cabeza y puso el 1-1 que era justo teniendo en cuenta que el partido fue malo y no merecía llevarse la victoria ninguno de los dos.

En el alargue poco paso solo algunos intentos de ambos equipos sin peligro. Destacable un remate de Rose dentro del área colombiana que cruzo todo el arco y se fue.

En los penales parecía que Colombia se encaminaba a la victoria cuando Ospina atajo el tercer penal ingles pero después Uribe, que lo tiro al travesaño, y Bacca, que se lo tapo el arquero, definieron la balanza a favor de Inglaterra que jugara el sábado a las 11 versus Suecia por un lugar entre los 4 mejores del torneo.

Deja un comentario