Se profundiza la grieta en Cambiemos, el duo María Eugenia Vidal y Rodriguez Larreta muestran su descontento por la falta de “sensibilidad” en las medidas de ajuste y temen que repercuta en sus territorios, sobre todo en el de la gobernadora.

El tridente cercano a Macri: Peña, Lopetegui y Quintana siguen manejando el tema económico, nada escapa por afuera de esta mesa chica, sobre todo en esa materia, el análisis que hacen en estos días es que hay indicadores que se estabilizaron, sobre todo la cotización del dólar y algunas variables de la macro.

“Falta política. Se decide todo entre el Presidente y ese triángulo. Algunas medidas se hacen sin sensibilidad, sin usar el sentido común”, afirma uno de los referentes de ese ala crítica. Las recientes medidas de ajuste que se plantearon para la Patagonia, que habrían salido del despacho de Quintana, enojaron a quienes promueven un acercamiento con los gobernadores peronistas de esas provincias.

“¿Les vas a cortar todo y después les pedís apoyo?”, afirmó otro alto funcionario con contactos aceitados con el PJ. Cerca del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, desmintieron que las medidas de ajuste anunciadas afecten la obra pública y las transferencias a esas provincias.

Sobre las medidas anunciadas por Vidal y Larreta algunos operadores dentro del gobierno dejaron deslizar un “se cortaron solos” aunque se sabe que nada de lo que anuncien o hagan los ejecutivos de CABA y PBA pueden salir sin pasar por el filtro de Balcarce 50 y más específicamente por las manos de Marcos Peña, con disgusto o no desde ya, pero se cumple de manera tajante ese precepto.

Se bajó el tono en una respuesta de la conferencia de prensa de Vidal “La provincia va a seguir haciendo todo lo necesario para apoyar al Presidente”, contestó un importante funcionario de la gobernadora, sin alusiones al ajuste que se viene en las cuentas provinciales.

La misma prudencia aparece cerca de Rodríguez Larreta, aunque la baja en las encuestas de ambos mandatarios dejaron algo en claro: la continuidad del proyecto está atada al éxito de las medidas económicas. “Si viene el vendaval, no se lleva puesto solo a Mauricio”, advierten funcionarios porteños. Un diagnóstico también compartido en los despachos más importantes de la Casa Rosada.

Deja un comentario