“Nos usaron para la campaña política, para perjudicar a Aníbal Fernández. Y después, vino la venganza. Nos querían matar en la cárcel y por eso nos fugamos”. Así declaró el condenado por asesinato en el triple crimen de General Rodríguez, Martin Lanatta, ayer en el juicio por su fuga del penal de General Alvear ocurrido el 27 de diciembre de de 2015.

Lanatta se refería a la operación político-mediática encabezada por los periodistas Jorge Lanata y Nicolás Wiñazki y por la diputada de la Nación Elisa Carrió.

“Primero, nos hicieron esa nota arreglada para el programa de (Jorge) Lanata, donde tenía que meter a Aníbal Fernandez (entonces pre candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el FPV) en la causa de General Rodríguez”, dijo Lanatta al juez Juan José Ruiz.

El asesino se refería al informe del programa PPT en el que se acusó a Aníbal Fernández como el narcotraficante y asesino responsable del triple crimen, que además contó con las declaraciones de otro condenado por narcotráfico, José Luis Salerno, desde el mismo living de la diputada Carrió.

La nota salió al aire una semana antes de las primera vuelta de las elecciones, marcó el inicio de una campaña de desprestigio pocas veces vista y fue decisiva en los triunfos de Macri y Vidal.

Ayer, frente a la justicia, el asesino Lanatta admitió el armado de la nota. Los responsables, incluyendo las responsabilidades políticas que permitieron el ingreso del periodista Lanata al penal más de 6 veces para armar la entrevista, deben responder ante los jueces y ante el pueblo argentino por haber abierto la puerta a la catástrofe cotidiana que hoy vivimos.

Lanatta confesó que la acusación a Aníbal Fernández fue armada

Deja un comentario