renunció Luis Caputo a la presidencia del Banco Central

El FMI hizo renunciar a Luis Caputo al Banco Central

Con Macri en Manhattan de fiesta, cena de gala, baile y escenas románticas con la titular del FMI, Christine Lagarde, mientras en Argentina registramos el más rotundo #parogeneral de su gestión hasta ahora, renunció Luis Caputo a la presidencia del Banco Central.

La renuncia es una exigencia el FMI para renovar el «acuerdo», ya que el organismo no estaba de acuerdo con el manejo que venía realizando el gran amigo de Macri – que llegó a calificarlo como «el Messi de las finanzas». La renuncia no es por una interna del gobierno. El FMI está al mando de la situación desde hace 4 meses. Saca y pone los funcionarios. Reordena el gabinete. Lo hace viajar a Macri a Washington para recibir las órdenes en persona y ejecutarlas desde allá.

Se concreta así la entrega absoluta de la economía del país al Fondo Monetario Internacional.

Esperamos que la llamada «oposición» que hasta ahora no se ha destacado ni por su actividad ni por su eficacia, se ocupe de realizar todas las denuncias pertinentes a Luis Caputo, cuyo saldo de su paso por el gobierno ha sido absolutamente ruinoso para los argentinos, aunque no para su propio patrimonio y el de sus amigos del mundo financiero.

Se impone un cambio de rumbo, del gobierno y de la oposición, por el bienestar de nuestro país.

 

Caputo se va del gobierno con 40 millones más de patrimonio DECLARADO que cuando asumió. 

Es el arquitecto de todo el endeudamiento externo de los últimos 3 años, incluyendo la deuda por un bono A CIEN AÑOS.

Como Ministro de Finanzas nos endeudó en 120 mil millones de dólares, más los 50 mil del FMI.

En 2 de los 3 meses que duró en el Central ayudó a fugar del país 9.264 millones de dólares.

Llegó al Banco Central con el dólar a 28 y se va con el dólar a 38, una devaluación de los salarios del 26%.

Cuando asumió en al Central había 63.270 millones de dólares de reservas. Quedaron 49.535. Se fugaron 13.735. Casi el préstamo completo del FMI que nos queda de deuda a todos los argentinos.

Deja un comentario