Atados al Fondo Monetario Internacional, así quedó la economía argentina desde ayer cuando se conoció el nuevo acuerdo del organismo con el país.

Ajustarse a estos parámetros financieros implica una segura recesión hasta mediados del 2019, para ser optimistas, más aún con las medidas anunciadas ayer por el nuevo presidente del BCRA, Guido Sandleris, secando literalmente la plaza de pesos.

Esto implica, de acuerdo con lo que explicó al Dujovne, que en 2018 habrá desembolsos de u$s14.000 millones, es decir u$s8.000 millones más que lo que establece el programa anterior, y en 2019 serán u$s23.000 millones, cuando el desembolso anterior era de u$s12.000 millones

El fondo va a llevar adelante el desembolso de cada uno de los tramos acordados solamente con el mero cumplimiento de las metas pautadas y sin tomar en cuenta el destino que se les da. Está claro que ese destino no será financiar la banda cambiaría pero sí administrar el déficit presupuestario para que llegue a cero.

Se supo que los límites de la banda cambiaria que se estaba introduciendo en el sistema de flotación estaría entre los 34 y los 44 pesos por dólar, sin mas detalles.

No dejó de sorprende la escena montada para el anuncio, con un ministro del país subordinado a la directora gerente el fondo, custodiados por la bandera nacional, todo una señal.

Deja un comentario