Fitch baja panorama de calificación de Argentina, por la debilidad de la economía y un incierto panorama para la consolidación fiscal en los próximos años.

“La intensa inestabilidad macroeconómica en 2018, marcada por una gran depreciación del peso, ha debilitado dramáticamente las perspectivas de crecimiento en el corto plazo”, dijo el miércoles en un comunicado la agencia, que anticipa una contracción de la actividad de un 2,7 por ciento este año y de un 1,7 por ciento el próximo.

Según Fitch, la inflación cerraría el 2018 en un 47 por ciento y se desaceleraría a un 27,5 por ciento en 2019.

Deja un comentario