Caos absoluto por un G20 que dejará poco para el país y de un gasto superlativo que algunos analistas calculan en $ 7 mil millones en solo dos días.

Hay zonas vedadas en varios puntos de la ciudad para al circulación de vehículos y peatones.

La rutina de quienes viven, estudian o trabajan en las zonas de exclusión, irá al ritmo de la de las delegaciones presidenciales y poco se pensó en los habitantes de la propia ciudad.

Por dar un ejemplo, por el paso del príncipe saudí por la Au 25 de mayo, estuvo cerrada por 25 minutos, con poco o nula información a los que la circulaban.

Una ciudad militarizada y vallada es lo que se verá en los próximos días.

 

 

Deja un comentario