El 48% de los niños en Argentina son pobres, según un informe de Unicef sobre datos del propio Indec.

El 48% de los niños y adolescentes de 0 a 17 años tiene vulnerado al menos uno de los derechos básicos relacionados con la educación, el saneamiento y la protección social.

Siguiendo con las malas, Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de UNICEF, adelantó lo que ya se siente en el aire: que las cifras serán peores en el próximo informe, ya que el difundido ahora no contempla los efectos del ajuste y la inflación del segundo semestre de este año.

Las cifras traducidas a personas impresionan: 6,3 millones de chicos tienen, en algún sentido, pobreza no monetaria. De ellos, 3,5 millones son, además, pobres “económicos”, es decir, por el ingreso insuficiente en sus hogares. O sea que hay otros casi 3 millones de niños y adolescentes que son pobres, pero están invisibilizados en las encuestas cuantitativas.

Deja un comentario