Piden la detención de Paolo Rocca

Piden la detención de Paolo Rocca, los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo pidieron este miércoles la detención del CEO de la empresa Techint, también se pidió la detención de Juan Manuel Abal Medina.

Fuentes ligadas a este medio confirmaron que el CEO DE Techint se habría fugado a México.

Bonadio había procesado el martes pasado al empresario como miembro de la asociación ilícita que comandó Cristina Kirchner y que se dedicó a la recaudación de fondos ilegales. Además, le trabó un embargo de 4.000 millones de pesos.

En la extensa resolución, el juez Bonadio recordó que entre las empresas que pagaban los sobornos se encontraban dos directivos de Techint, Héctor Zabaleta y Luis Betnaza.

El CEO de Techint se tomó anoche el vuelo de Aeroméxico y aterrizó esta mañana en la capital azteca.

 

En México sancionaron la ley anti-memes

En el estado mexicano de Veracruz, el Congreso han aprobado una reforma legal que permite tipificar como delito la difusión de imágenes que dañen la reputación o autoestima de otra persona. Es considerada como una ‘ley antimemes‘.

Con 40 votos a favor, los legisladores veracruzanos adicionaron el Artículo 196 Bis al Título VI del Libro Segundo del Código Penal. De esta forma el nuevo delito es llamado acoso cibernético y su pena es desde 6 meses a 2 años de prisión. Además, el condenado podría recibir hasta 100 días de trabajo comunitario.

La iniciativa, propuesta el 12 de marzo pasado por el diputado del PRD, José Kirsch Sánchez, ha generado un sinfín de críticas en redes sociales. Los usuarios consideran que se estaría atentando contra su libertad de expresión.

En el dictamen, se señala que se castigará a la persona que use un canal web para difundir información en cualquier formato que dañe la reputación o autoestima de otra persona mediante ataques personales, divulgación de información confidencial o falsa que se manifiesta de distintas formas.

Para los usuarios, esta legislación afecta directamente la creación de memes, ya que algunos utilizan fotografías de personas reales para viralizar un contenido en redes sociales. Ha sido calificada como “ley mordaza”.