El 48% de los niños en Argentina son pobres

El 48% de los niños en Argentina son pobres, según un informe de Unicef sobre datos del propio Indec.

El 48% de los niños y adolescentes de 0 a 17 años tiene vulnerado al menos uno de los derechos básicos relacionados con la educación, el saneamiento y la protección social.

Siguiendo con las malas, Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de UNICEF, adelantó lo que ya se siente en el aire: que las cifras serán peores en el próximo informe, ya que el difundido ahora no contempla los efectos del ajuste y la inflación del segundo semestre de este año.

Las cifras traducidas a personas impresionan: 6,3 millones de chicos tienen, en algún sentido, pobreza no monetaria. De ellos, 3,5 millones son, además, pobres “económicos”, es decir, por el ingreso insuficiente en sus hogares. O sea que hay otros casi 3 millones de niños y adolescentes que son pobres, pero están invisibilizados en las encuestas cuantitativas.

Mauricio Macri: «Sé lo que significa estar en la pobreza»

Mauricio Macri admitió este viernes que los índices de pobreza aumentaron en el primer semestre como consecuencia de la devaluación del peso y su impacto negativo en la inflación. «Sé que lo significa estar en la pobreza», aseguró.

«Lamentablemente, con esta devaluación que tuvimos, trajo un rebote en la inflación, y la inflación es el mayor generador de pobreza, con lo cual vamos a ver que parte de lo que habíamos conquistado como reducción de pobreza lo vamos a perder», dijo Macri en una conferencia de prensa en Jujuy.

«A mí me duele muchísimo porque era mi principal compromiso y sé porque los visito, porque recorro, porque hablo lo que significa estar en la pobreza. Y sé la desesperación y las ganas a partir de un buen trabajo por salir de ese lugar», continuó.

Asimismo, aseguró que el precio de la divisa estadounidense «está más calmo en las últimas semanas, pero estamos en un mundo globalizado y toda esta volatilidad, que no depende de nosotros porque no fijamos la tasa de interés de los Estados Unidos, ni el precio del petróleo, ni las reglas generales con las que se mueve el mundo”.

«El año que viene vamos a crecer. No mucho, pero vamos a crecer. Y la Argentina va a volver a tomar velocidad sobre todo si hacemos los deberes de no seguir teniendo esta vulnerabilidad, que nos volvió para atrás», concluyó.

(EFE)